Los Niveles del Propósito

Andrea Burón

Andrea Burón

Hola! Soy Andrea Burón y estoy aquí para acompañarte a mejorar tu calidad de vida y tus relaciones, conocerte a ti misma, conectar con tu esencia y descubrir a qué has venido a esta vida.

Comparte el artículo:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

¿Te has preguntado cuáles son los niveles del Propósito?

Cómo decíamos previamente, las personas están acostumbradas a confundir Propósito con metas y con objetivos. También están -o estamos- acostumbrados a confundir propósito con vocación. Ya hemos dicho que misión es distinto de vocación y de propósito, y que si tu misión es ser feliz, el propósito te muestra el cómo.

Cuando desarrollé mi sistema para trabajar con el Propósito de vida de las personas, el método P.R.Y.S.M.A. (sigla que corresponde a Propósito Yo Soy y Misión del Alma) parte de lo que recibí fue una planilla de trabajo junto con una pirámide (estilo Maslow) pero con siete niveles en vez de cinco, cada uno de los cuales describe niveles del Propósito.

Como en todo orden de cosas, hay diferentes maneras de mirar el mismo “objeto”, en este caso, el Propósito. A mi parecer no hay correctos ni incorrectos, pues creo que todas las miradas son piezas del mismo puzle.

Por ejemplo, para Eckhart Tolle en la vida existen dos tipos de propósito. Uno es el interior, que es el primario y el más importante (el Ser), y el otro es el exterior, el cual se refiere al hacer. El propósito interior tiene que ver con lo que eres y el propósito exterior con lo que haces. El factor primario en la Creación es la conciencia ya que es lo que crea nuestro mundo independientemente de cuánto nos esforcemos en el nivel externo o ilusorio.

Yo estoy totalmente de acuerdo con el señor Tolle. Y además creo que podemos mirar todos los aspectos de nuestra vida a la luz del Propósito, de manera que encontramos niveles que nos permiten comprender a cabalidad detalles que no creíamos que tuvieran nada que ver con nuestro Propósito, desde cosas trascendentes como nuestras heridas de vida, hasta cosas casi anecdóticas, como nuestro color favorito.

Andrea Burón Harta de estar harta

Los niveles inferiores de la pirámide se refieren a los propósitos individuales de cada personas: laboral y vocacional, emocional, mental, físico y material y Propósito del Alma.

Y luego tenemos los Propósitos colectivos. Sí, porque no es lo mismo nacer en un grupo familiar que en otro: cada grupo tiene su propia identidad, sus patrones, su historia, y desde esas características también nosotras nos constituimos como personas transitando una experiencia humana.

Tampoco es lo mismo el propósito del alma grupal de quienes viven en una ciudad desértica cuyo eje principal es la actividad minera, que el alma grupal de quienes viven en una ciudad donde llueve todo el año y su eje comercial principal es la ganadería. O quienes viven en una gran urbe en estado de permanente estrés, versus quienes viven en poblados pareciera que todo funciona en “cámara lenta”. Las “invitaciones” de la vida son distintas para ellas. Los procesos colectivos son distintos. Y por supuesto tampoco es lo mismo el alma grupal de quienes viven en un país primer mundista, que quienes viven en un país en vías de desarrollo, o de quienes viven en un país que está en guerra versus uno que no lo está.

El primer Propósito o propósito Uno, es el Yo Soy, la Consciencia de Unidad o Oneness, donde recordamos nuestra verdadera identidad divina. Este Propósito o sentido superior de vida abarca tanto los propósitos colectivos como los individuales, pues en el Oneness o Consciencia de Unidad empezamos a integrar o trascender la dualidad y comprender que realmente no existe un adentro y un afuera, ni un arriba y un abajo, ni una separación real entre el individuo y el colectivo, sino que todo está adentro y que realmente no hay división.

Evidentemente que para llegar al nivel UNO del PRYSMA no es necesario haber pasado por todos los anteriores. Existen personas que simplemente se sitúan automáticamente en esa comprensión y vivencia de la Unidad sin haber “entendido”, vivenciado e incluso sin siquiera haber escuchado hablar de tal nivel de detalle.

Yo lo transmito así pues es lo que recibí, y a muchas personas les ha servido para ordenarse y para comprender que todo es Propósito, pero cada persona elegirá cómo transitar hasta ahí.

En la punta de la pirámide se encuentra el Sentido superior de la vida o Propósito mayor: el Propósito Yo Soy, el cual se refiere a recordar el verdadero Yo (la verdadera identidad) y vivir desde ahí, sabiendo que somos Uno y por tanto vivimos en consciencia de Unidad o Oneness.

Somos seres totales que vivimos fragmentados y recuperar esa totalidad es nuestra responsabilidad y Propósito ulterior.

Si quieres aprender sobre tu Propósito, te invito a participar de mi diplomado Be Yourself.

 

Sigue descubriendo más sobre tu propósito.

Más noticias

Descubre Tu propósito